<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=461528338383409&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La psicología del color que te ayudará a vender mejor tu vivienda en Zaragoza

La psicología del color que te ayudará a vender mejor tu vivienda en Zaragoza

El color es un elemento muy importante a la hora de vender una vivienda. Los colores además de decorar transmiten sensaciones, generan amplitud, dan un nuevo aire a tus espacios y pueden influir en el estado de ánimo. Unos colores, energéticos y optimistas, despiertan la atención y vitalidad, mientras otros transmiten serenidad y favorecen la concentración.

Por lo tanto, el color es fundamental cuando empiezas a preparar tu vivienda para ponerla a la venta. Debes saber que es la primera impresión que se puede llevar un posible comprador, y le producirá amor o todo lo contrario solo con verla. Los colores tienen muchísima influencia en nuestro subconsciente, y son capaces de generar un sin número de emociones que pueden llegar a ser muy positivas o, por el contrario, muy negativas.

Colores neutros

Untitled design (63)

Lo primero que tenemos que tener claro es que debemos evitar gustos personales o modas. Por ejemplo, elegir colores verdes o rosados no es la mejor idea a la hora de vender una propiedad, ya que no a todas las personas les parecen maravillosos estos colores.

Si a la hora de vender, lo que buscamos es seducir a la mayor cantidad de compradores posibles, la psicología del color nos indica que hay que optar todas las veces por colores y tonos neutros. Y esto es porque son los que menos rechazo generan en las personas y pueden imaginarse un hogar a gusto con algo tan simple como es un color que les guste en paredes, muebles y textiles como las cortinas y manteles.

El blanco tu mejor aliado

El blanco es el rey de las ventas. Por algo será que se habla de página o lienzo en blanco. Al igual que estos objetos, la vivienda a la venta se presenta lista para ser intervenida a gusto por el potencial comprador. Con esta elección, los interesados pueden imaginar las paredes de otro color, o pueden pensar cómo quedaría el tono claro con cuadros, tapizados, muebles o textiles como manteles de colores a gusto.

Nos puede parecer a simple vista que no dice nada, pero a los compradores les transmitirá una sensación de limpieza e higiene.

Además, el blanco es un color que refleja mucho la luz y le da luminosidad a tu vivienda. La sensación de espacio es otro sentimiento que transmite el tono neutro, y así permite que los espacios reducidos parezcan más grandes y atractivos para el comprador.

Alternativas al blanco

Si prefieres evitar el blanco, cualquier color dentro de la paleta de los neutros será una buena alternativa, siempre que elijas tonos claros. Los grises también aportan luminosidad, además de un estilo más sofisticado y combinan muy bien con otros colores. Son, por ello, una buena opción para el salón o los pasillos.

Los beiges, marfiles y marrones suaves, por su parte, dan un toque de elegancia y calidez. Son colores que invitan a la calma y el relax, por ello, son perfectos tanto para zonas de estar y reunión y, sobre todo, para los dormitorios.

Untitled design (64)

Evidentemente, se puede mezclar el blanco con cualquiera de estos colores. No se perderá ese efecto de amplitud y luminosidad y la casa ofrecerá una imagen más sugerente a ojos de los posibles compradores.

*Si necesitas ayuda para vender tu vivienda, además de ser expertos en la venta de inmuebles, contamos con un departamento de Home Staging que estará encantado de ayudarte a conseguir que la vivienda sea más visual y atractiva para los compradores.

Te ayudamos a vender en Zaragoza