<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=461528338383409&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué es un avalista hipotecario?

¿Qué es un avalista hipotecario?

Ahorrar el dinero suficiente para conseguir una hipoteca no es tarea sencilla. Ante esta situación, contar con un avalista hipotecario puede ser una solución. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber.

Una persona tarda, de media, unos 7 años aproximadamente en reunir el dinero suficiente para conseguir una hipoteca. Se trata del 30% del valor de la vivienda que se quiere adquirir. Un 10% para afrontar los gastos de la operación (el coste de la compraventa y formalización de la hipoteca) y el 20% restante para completar la adquisición, porque las entidades bancarias suelen otorgar el 80% del valor de la propiedad.

El problema de reunir el importe suficiente para poder solicitar una hipoteca afecta, especialmente, a los más jóvenes. Según fuentes del INE, los jóvenes de 25 a 34 años ganan, de media, unos 1.700 € al mes. Por ello, resulta complicado que ahorren en 7 años unos 45.000 €, que sería el importe necesario para adquirir una vivienda de 150.000 €.

Entonces, ¿qué solución existe en estos casos? Las entidades bancarias se han dado cuenta de las dificultades que tienen muchos jóvenes para acceder al mercado hipotecario. Por ese motivo, existen productos adaptados para ellos.

La clave de estas hipotecas es que intentan dar solución al mayor problema que tienen estas personas: los ahorros. En este tipo de hipotecas, la entidad ofrece financiar hasta el 90-95% del precio de la vivienda. Por lo tanto, el futuro propietario tan solo tendrá que aportar un 15-20%. Con una vivienda de 150.000 €, habría que ahorrar unos 22.500-30.000 €, lo que supone 15.000 € menos que en una hipoteca habitual.

A cambio, la entidad bancaria suele pedir que cuentes con un avalista hipotecario. ¿Esto qué significa?

La figura del avalista hipotecario

Un avalista es una garantía. Es decir, una persona que, en caso de que el titular de la hipoteca no pueda asumir la deuda, se haga cargo de la misma.

El avalista tendrá que responder a la deuda con sus bienes pasados, presentes y futuros. Es la forma que tiene el banco de asegurarse de que el dinero que ha prestado le será devuelto.

Esta figura se convierte en parte del contrato hipotecario y, por ese motivo, suele firmar ante notario junto con el futuro propietario y la entidad bancaria. De esta manera, el avalista queda ligado a la hipoteca y se verá obligado a cumplir con su parte si se dieran las circunstancias.

Avalista hipotecario

¿Quién puede ser avalista hipotecario?

Al actuar como la garantía de la hipoteca, un avalista no puede ser una persona cualquiera. Al igual que el propietario de la vivienda, debe de cumplir una serie de requisitos para que la entidad lo apruebe.

Debe de ser una persona que sea capaz de afrontar la cuota de la hipoteca que respalda. Por tanto, lo primordial es que tenga ingresos estables. Para comprobarlo, la entidad realizará un análisis de su vida laboral y los ingresos que percibe mensualmente.

Las deudas que el futuro avalista tenga, también será un aspecto a tener en cuenta. A la entidad bancaria no le interesa una persona que no esté al corriente de sus pagos, puesto que existiría el riesgo de que no pudiera asumir el coste de la hipoteca si se dieran las circunstancias.

El avalista hipotecario es una persona que asume un riesgo, debido a que puede acabar pagando la hipoteca de otra persona. Es por ello que la persona que vaya a asumir ese papel, debería estudiar bien su situación financiera antes de aceptar dicha responsabilidad.

En Landa Propiedades contamos con departamento financiero propio. Ponte en contacto con nosotros si quieres que te ayudemos en la búsqueda de tu nueva vivienda en Zaragoza y en la obtención de la financiación necesaria.

Estudiaremos tu caso y te propondremos la mejor solución. Ante una decisión tan importarte como la compra de tu nueva vivienda, lo mejor es rodearse de expertos.

Solicita cita con un asesor